Gloria Elsy Ramírez, Antioqueña de Oro Featured

Gloria Elsy Ramírez, Antioqueña de Oro

La Antioqueña de Oro es el máximo reconocimiento a la gestión de las mujeres de nuestro departamento, cumple 22 años donde se ha exaltado a las líderes y organizaciones ejemplos para la sociedad que enaltecen el rol de la mujer.

El reconocimiento se entrega en categorías como: Educación, Cultura, Empresarial, Deporte, Servidora Pública, Ciencia, Tecnología e innovación, Mejor Joven sub 20 y Sembradoras de Paz.

El reconocimiento de la granadina Gloria Elsy fue en la categoría Sembradoras de Paz, la cual es dirigida al reconocimiento de las iniciativas lideradas por mujeres en la construcción de paz territorial. En este capítulo Granada cuenta con una gran trabajo realizado desde Asovida, Salón del Nunca Más, Asodesplazados, y un marcado liderazgo de las mujeres.

Precisamente Gloria Elsy en una de la líderes del proceso de construcción de memoria de Granada, el cual muestra sus frutos y coloca al municipio como referente para país: “Ese trabajo que realizamos todos en conjunto ha dado sus resultados y esos frutos hay que cultivarlos para que sean más y que podamos tener a Granada como un referente a nivel nacional, ojalá mundial de la Paz. Yo con la guerra no tengo privilegio, para nosotros no es beneficio de ninguna manera y la historia lo ha demostrado con más de tres mil víctimas, 97 % de la población desplazada, eso deja desarraigo, abandono, nosotros vamos a seguir luchando, porque nuestros hijos merecen un territorio mejor.” Argumenta.

El logro alcanzado por Gloria es muy significativo a título personal y comunitario, puesto que se reconoce la labor desarrollada en el municipio de Granada en la construcción de paz territorial: “Este logro no es solo es mío solamente, yo no podía hacer las cosas sola, el proceso que llevamos es de mucha gente, de la junta directiva de ASOVIDA, de ASODESPLAZADOS, de muchas organizaciones que se han sumado al proceso. Este reconocimiento fue entregado a título personal, pero en nombre de la comunidad granadina, porque es la resiliencia y el aporte significativo que le ha hecho las organizaciones al proceso de Granada. Lo que vivimos y sufrimos fue demasiado difícil, muy duro y gracias a esa comunidad, porque nosotros llegamos a aprender con ellos. La comunidad no enseñó que hay que levantarnos, por muy duras que sean las cosas, caminando de la mano con ellos hemos logrado todo. Son logros importantes, pero todavía nos falta muchísimo. El aporte a la paz tiene que seguir siendo muy grande, la paz no puede seguir siendo un sueño, tiene que ser una realidad para todos. Debemos seguir luchando para que no se repita el conflicto en el territorio. Amamos este territorio y lo queremos ver en paz.”

La paz vine con aroma de mujer, como abrazo de madre, con ternura y con capacidad de perdón, como bien lo sabe hacer la mujer. Es esa comprensión y entendimiento la que necesita nuestro país para pasar la página del conflicto. Ese amor incalculable de madre para ver en el otro a nuestro hermano, a nuestro hijo que sufre y quedemos tenderle la mano.

Con la guerra nada, no queremos volverla a ver, ni presenciarla, sufrimos sus estragos, nuestro territorio se baño de sangre, perdimos grandes personas, ajenas a esas disputas sin sentidos. No más; por eso debemos resaltar y comprender el trabajo del Salón del Nunca Más, para conocer nuestra historia, saber lo que pasó, pedir que no se vuelta a repetir.

Debemos convertirnos en Sembradores de Paz, desde lo cotidiano, respetando al otro, entendiendo el valor de la palabra, del diálogo, mecanismo más potente para superar cualquier conflicto. Hoy nuestro territorio tiene un referente como Gloria, una Antioqueña de Oro.

Somos la ventana abierta de Granada para el mundo
Encuentre aquí información sobre nuestro municipio