×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62


Retos de la próxima administración: “La Paz”

03 Ago 2015
550 times

Por: Raúl Vélez Tamayo
       Politólogo

No es un secreto para que a una administración municipal le vaya bien, tiene que estar en sintonía de los planes de desarrollo departamental y nacional, y la apuesta que se tiene, desde el gobierno central, es trabajar por la paz, la equidad y la educación.

El próximo alcalde de Granada tiene que proyectar su cuatreño de gestión a partir de estos tres preceptos, puesto que es desde esos focos donde se gestionan recursos para el desarrollo, la administración y la gobernabilidad.

Ahora bien, la paz no es un tema exclusivo de La Habana, ni un sentido político e ideológico, es una necesidad, un derecho que está consagrada en la constitución y la ley.

Como lo define el plan de desarrollo nacional, “Una sociedad en paz es una sociedad que puede focalizar sus esfuerzos en el cierre de brechas y puede invertir recursos en mejorar la cobertura y calidad de su sistema educativo. Una sociedad equitativa es una sociedad sin marcadas diferencias socio-económicas que permite la convivencia pacífica y facilita las condiciones de formación en capital humano (…) una sociedad educada es una sociedad que cuenta con una fuerza laboral calificada, sin grandes diferencias de ingresos y con ciudadanos que resuelven sus conflictos sin recurrir a la violencia”. Esta sinergia de conceptos permite construir un horizonte claro para la gestión.

La historia moderna de nuestro pueblo, la definió como un pueblo con muchos niveles de violencia, con un porcentaje importante de habitantes y coterráneos que tienen todas las características de victima, esto, en vez de ser una dificultad, es una oportunidad, todo caso la transformación del colectivo se enfoca en la construcción de una sociedad justa y pacifica, superando las brechas de rencor y logrando la consolidación de un tejido social comprometido con lo colectivo.

La paz, es un tema abstracto y difícil de definir, pero puede servir como bastión para la gestión y para voltear la mirada del gobierno central y departamental para el desarrollo integral de nuestro pueblo.  El alcalde debe invertir, gran parte de su administración, en lograr las metas establecidas dentro de los marcos legales y políticos que se funda este concepto.

Para lograr la paz, se debe tener en cuenta todos los actores cívicos, sociales, sindicales, organizacionales, cooperativos y de todos y cada uno de los ciudadanos que hacen parte de este país.  Desde lo micro a lo macro se logran ejecutar proyectos y programas que permiten la ejecución de las metas, por eso se deben tener objetivos claros, siempre canalizados en el discurso  nacional y universal.

Este concepto no es exclusivo de un partido político o del gobierno de turno, es una necesidad de todos los ciudadanos, y esto lo debe entender el próximo alcalde, aprovechar los recursos que se tienen para lograr las metas y promover una real cultura de paz y el desarrollo territorial.  

Somos la ventana abierta de Granada para el mundo
Encuentre aquí información sobre nuestro municipio